Albaricoque: Beneficios y propiedades para la salud

,

Los albaricoques (Prunus armeniaca) son frutas de hueso también conocidas como ciruelas armenias.

Redondos y amarillos, parecen una versión más pequeña de un melocotón pero comparten la acidez de las ciruelas púrpuras.

Son extremadamente nutritivos y tienen muchos beneficios para la salud, como la mejora de la digestión y la salud de los ojos.

Los albaricoques tienen grandes propiedades. Aquí te mostramos los más importantes beneficios de salud y nutrición de los albaricoques.

Muy nutritivos y bajos en calorías

Los albaricoques son muy nutritivos y contienen muchas vitaminas y minerales esenciales.

Unos 2 albaricoques frescos (70 gramos) nos aportan:

  • Calorías: 34
  • Carbohidratos: 8 gramos
  • Proteína: 1 gramo
  • Grasa: 0,27 gramos
  • Fibra: 1,5 gramos
  • Vitamina A: 8% del valor diario (VD)
  • Vitamina C: 8% de la VD
  • Vitamina E: 4% de la VD
  • Potasio: 4% de la VD

Además, esta fruta es una fuente decente de betacaroteno, luteína y zeaxantina, todos ellos potentes antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres en el cuerpo.

Es mejor disfrutar de los albaricoques enteros y sin pelar, ya que la piel cuenta con grandes cantidades de fibra y nutrientes. Asegúrate de desechar el hueso, ya que no es comestible.

Los albaricoques son bajos en calorías y grasa, y también una excelente fuente de vitaminas A y C.

Alto contenido de antioxidantes

Los albaricoques son una gran fuente de muchos antioxidantes, incluyendo el betacaroteno y las vitaminas A, C y E.

Además, tienen un alto contenido en un grupo de antioxidantes polifenoles llamados flavonoides, que han demostrado proteger contra enfermedades, incluyendo la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Los principales flavonoides en los albaricoques son los ácidos clorogénicos, las catequinas y la quercetina .

Estos compuestos trabajan para neutralizar los radicales libres, que son compuestos nocivos que dañan las células y causan estrés oxidativo. El estrés oxidativo está vinculado a la obesidad y a muchas enfermedades crónicas, como las enfermedades cardíacas.

En un estudio realizado en 2.375 personas, los investigadores desarrollaron un sistema de puntuación para medir los cambios en los niveles de los marcadores inflamatorios.

Encontraron que la alta ingesta de flavonoides y antocianinas se asociaba con un 42% y un 73% menos de puntuación de inflamación, respectivamente. La alta ingesta de flavonoides también se relacionó con una puntuación de estrés oxidativo un 56% más baja.

Los albaricoques contienen numerosos antioxidantes, sobre todo flavonoides. Ayudan a proteger su cuerpo del estrés oxidativo, que está relacionado con muchas enfermedades crónicas.

Puede promover la salud de los ojos

Los albaricoques poseen múltiples compuestos esenciales para la salud de los ojos, entre ellos las vitaminas A y E .

La vitamina A desempeña un papel fundamental en la prevención de la ceguera nocturna, un trastorno causado por la falta de pigmentos ligeros en los ojos, mientras que la vitamina E es un antioxidante soluble en grasa que entra directamente en los ojos para protegerlos de los daños causados por los radicales libres .

Mientras tanto, el betacaroteno – que da a los albaricoques su color amarillo-naranja – sirve como precursor de la vitamina A, lo que significa que tu cuerpo puede convertirla en esta vitamina.

Otros carotenoides importantes del albaricoque son la luteína y la zeaxantina. Se encuentran en las lentes y retinas de los ojos y protegen contra el estrés oxidativo .

Los albaricoques son una excelente fuente de betacaroteno, luteína, zeaxantina y vitaminas C y E. Estos nutrientes protegen los ojos contra los daños.

Puede mejorar la salud de la piel

Comer albaricoques puede beneficiar su piel.

Las principales causas de las arrugas y los daños en la piel son los factores ambientales, como el sol, la contaminación y el humo del cigarrillo .

Además, las investigaciones indican una relación directa entre la exposición a la luz ultravioleta (UV), las quemaduras de sol y el riesgo de padecer melanoma, una forma mortal de cáncer de piel .

Notablemente, usted puede combatir algunos de estos daños de la piel a través de una dieta saludable llena de antioxidantes, que los albaricoques proporcionan.

Las vitaminas C y E, ambas encontradas en esta fruta, pueden ayudar a tu piel. En particular, la vitamina C protege contra el daño de los rayos UV y los contaminantes ambientales neutralizando los radicales libres .

Además, esta vitamina ayuda a construir colágeno, que da a su piel fuerza y elasticidad. Consumir una dieta alta en vitamina C puede ayudar a su piel a curarse del daño causado por los rayos UV y a prevenir las arrugas .

El betacaroteno, otro nutriente del albaricoque, puede proteger contra las quemaduras solares. En un estudio de 10 semanas, el suplemento de betacaroteno redujo el riesgo de quemaduras solares en un 20% .

Si bien se debe seguir usando protector solar, masticar albaricoques puede ofrecer una protección adicional.

Los albaricoques son naturalmente ricos en antioxidantes, que protegen contra el daño ambiental de la luz solar, la contaminación y el humo del cigarrillo. Estos compuestos pueden beneficiar a la piel al reducir el riesgo de arrugas y quemaduras de sol.

Puede promover la salud intestinal

Los albaricoques pueden promover la salud intestinal.

Una taza (165 gramos) de albaricoques cortados en rodajas proporciona 3,3 gramos de fibra, que es el 8,6% y el 13,2% de la VD para hombres y mujeres, respectivamente.

Los albaricoques contienen tanto fibra soluble como insoluble. La soluble se disuelve en agua e incluye pectina, gomas y largas cadenas de azúcar llamadas polisacáridos, mientras que la insoluble no se disuelve en agua e incluye celulosa, hemicelulosa y lignina .

Los albaricoques son particularmente altos en fibra soluble, lo cual es importante para mantener niveles saludables de azúcar y colesterol en la sangre.

Además, la fibra retrasa el movimiento de los alimentos a través del tracto digestivo y alimenta a las bacterias intestinales beneficiosas. Un microbioma intestinal más saludable está relacionado con un menor riesgo de obesidad .

Mientras que un solo albaricoque (35 gramos) contiene sólo 0,7 gramos de fibra, es fácil comer unos pocos de una sola vez .

Los albaricoques son una buena fuente de fibra soluble, que alimenta a las bacterias del intestino y puede mejorar la salud digestiva.

Alto contenido de potasio

Los albaricoques son ricos en potasio, un mineral que también sirve como electrolito. En tu cuerpo, es responsable de enviar señales nerviosas y regular las contracciones musculares y el equilibrio de los fluidos.

Dos albaricoques (70 gramos) proporcionan 181 mg de este mineral, que es el 4% de la VD.

Como el potasio trabaja estrechamente con el sodio para mantener el equilibrio de los fluidos, la ingesta adecuada puede ayudar a prevenir la hinchazón y a mantener una presión sanguínea saludable .

Un análisis de 33 estudios encontró que una dieta rica en potasio redujo significativamente la presión arterial y resultó en un 24% menos de riesgo de accidente cerebrovascular

El potasio ayuda a las señales nerviosas, a las contracciones musculares y al equilibrio de los fluidos. Comer alimentos ricos en potasio, como los albaricoques, puede ayudar a prevenir la hipertensión arterial y reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Muy hidratante

Como la mayoría de las frutas, los albaricoques son naturalmente ricos en agua, lo que puede ayudar a regular la presión arterial, la temperatura corporal, la salud de las articulaciones y el ritmo cardíaco .

Una taza (165 gramos) de albaricoques rebanados y frescos proporciona casi 2/3 de taza (142 ml) de agua .

Como la mayoría de la gente no bebe suficiente agua, comer fruta fresca puede ayudarte a cubrir tus necesidades diarias.

Si estás deshidratado, tu volumen de sangre baja, forzando a tu corazón a trabajar más duro para bombear la sangre. Además, mantenerse hidratado permite que la sangre haga circular los productos de desecho y los nutrientes por todo el cuerpo .

Además, comer albaricoques puede ser una forma fácil de reponer tanto el agua como la pérdida de electrolitos después del ejercicio, ya que esta fruta ofrece buenas cantidades de agua y potasio .

Los albaricoques son naturalmente ricos en agua, lo que es importante para mantenerse hidratado. La hidratación adecuada es vital para varios aspectos de la salud, incluyendo la presión arterial y el ritmo cardíaco.

Puede proteger su hígado

Algunos datos sugieren que los albaricoques pueden ayudar a proteger el hígado del estrés oxidativo .

En dos estudios con animales, las ratas alimentadas con alcohol y albaricoques tenían niveles más bajos de enzimas hepáticas y marcadores de inflamación que las ratas alimentadas con alcohol pero no con albaricoques .

Esta investigación sugiere que los albaricoques pueden ayudar a prevenir el daño hepático debido a su alto contenido natural de antioxidantes.

Dicho esto, es difícil saber si esta fruta proporciona el mismo beneficio en los seres humanos. Se necesita más investigación.

En dos estudios con ratas, se comprobó que los albaricoques protegen el hígado del estrés oxidativo causado por la ingestión de alcohol. Sin embargo, se necesitan estudios en humanos.

Fácil de añadir a su dieta

Tanto los albaricoques frescos como los secos son un bocadillo rápido y delicioso o un complemento fácil para su comida favorita. Puedes añadirlos a tu dieta de varias maneras, incluyendo:

  • añadiéndolo en la mezcla de frutos secos o en la granola
  • comido fresco como un bocadillo
  • cortado en rodajas y añadido al yogur o a la ensalada
  • utilizado en mermeladas, conservas y salsas
  • guisado en una cocina lenta con carne, como pollo o carne de vaca
  • añadido a los postres como pasteles, tortas y pastas

Como son dulces y agrios, los albaricoques pueden ser usados como reemplazo de los melocotones o las ciruelas en la mayoría de las recetas.

Los albaricoques, tanto frescos como secos, están ampliamente disponibles. Puedes comerlos solos o añadirlos a tus platos favoritos, acompañamientos o postres.

Conclusión

Los albaricoques son una deliciosa fruta llena de vitaminas, fibra y antioxidantes. Tienen múltiples beneficios, incluyendo la mejora de la salud de los ojos, la piel y el intestino.

Frescos o secos, los albaricoques son fáciles de añadir al yogur, las ensaladas y las comidas principales.

Si está acostumbrado a comer melocotones y ciruelas, los albaricoques pueden ser una excelente manera de cambiar su rutina.

Previous

Aguacate, beneficios y propiedades para la salud

Arándanos rojos: Beneficios, nutrición y riesgos

Next